domingo, 22 de mayo de 2011

Toca otra vez, joven perdedor... haces que me sienta bien




Siempre me pregunto
por qué nunca me miras a los ojos
y agachas la cabeza escondiendo tu rostro
aunque sepas que nada me evita conocerte.

No entiendo tus motivos ni acato tus razones,
me limito a interpretarlos lo mejor que puedo.

Te veo salir de mí cada mañana
como una copia burda que astilla de certeza
y veo que te acuestas un poco más cansado
de darme calabazas cada día.

Me doy cuenta sin querer de tu tristeza,
sé que tu sonrisa se finge en mis entrañas
y no puedes vendérmela como una garantía.

Me da rabia que no aprecies que puedo ser bonito
y siempre me rezongues con tu visual sarcasmo,
me aterra que tu duda no sea un beneficio
sino una calabaza con puertas de carroza
que dejas aparcada
en un pecho cualquiera.

Maldigo que recuerdes que no me basto solo,
si yo solo te he hecho
feliz en tu simpleza,
intento no desperdiciar en muecas
las maneras que tengo de entenderte.

Es curioso que no haya
conseguido tomarte ni un poco de cariño
después de tantos años cargándote en la sangre
y no te eche de menos si entre amigos
consigo no acordarme de que existes.

Eres un sátiro amargado con ganas de cualquiera.

Fastidia que te escribas tú solo en mis poemas,
que aparezcas siempre si nadie te ha invitado,
que te quieran por mí los que me quieren,
que convivas conmigo con tan poca insistencia.

...
Pero no te escribo para denostarte.
Por todos es sabido que las letras
no se clavan en nadie que no las necesite.

Escribo para agradecerte tu crueldad sin parches.

Tu opacidad es transparencia, espejo.

Me gusta que soportes que no pueda ni verte,
saber que eres el único que no va a abandonarme
y me vas a intuir hasta que muera
y te vas a ir conmigo a reflejarme.

Tu maldición es lo más fiel que existe
y me anuda entre reflejos cansados de esquivarte
de todos los que un día te han sido recelosos,
de ti dependen todas
las palabras de amor y de amistad.

Me gusta que no aceptes mis disculpas
y sepas perdonarme que te imite
para no parecerme tanto a lo que quieres.

[H&C]

Uno canta siempre la misma canción
sobre un niño con cara de viejo
que se atreve a volar bajo el cielo marrón
que agoniza detrás del espejo.


Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.










He says "Bill, I believe this is killing me"
and his smile runs away from his face.
"But I´m sure that I could be a movie star...














if I could get out of this place"...
...

7 comentarios:

Lady Day dijo...

"Me gusta que no aceptes mis disculpas y sepas perdonarme que te imite para no parecerme tanto a lo que quieres."

Me gusta mucho, la forma y la temática. Los espejos nos esclavizan, por eso hay que saber reírse con ellos, y si no responden, romperlos tú a ellos antes de que te rompan a ti.

Beso Musmus, nos vemos pronto :)

[H/C]--(S) dijo...

Me parece buenísima.. si pudiese la pegaría en alguna esquina... pero como está prohibido...

Supongo que ya lo sabrás pero me identifico la ostia con ella... siempre me ha fastidiado mirar al espejo... (por eso me corto al afeitarme)

Bueno chico! Paz!

Jezabel dijo...

Y como cada vez, flipo.
Besos

Celedonio Nuñez dijo...

No habeis actualizado desde el 22 de mayo. ¿que pasa?

Celedonio Nuñez dijo...

No actualizais desde el 22 de Mayo. ¿que pasa?

La Perfida Canalla dijo...

Vaya...es impactante...

Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita

[H/C]--(S) dijo...

Jaja... pregúntale a tu hijo, que le toca a él xDD