domingo, 6 de julio de 2008

Bizquean las farolas de los sueños mios... mis pensamientos llenan de escombros el rio


Entre estas cuatro paredes... los días son mas fríos... y el tiempo pasa sin ti como arrastrando un peso infinito e invisible. Entre estas cuatro paredes cansarse de sobrevivir es el día a día.... y mirar fotos y escribir se convierten en mi única vía.... que me implora y me ayuda a maldecir... Los restos de mi alma crecen en la gloria sin ninguna duda y los que me quieren... hacen que me mecen en ingrávidos suspiros.... Entre estas cuatro paredes... solo estamos yo y el infinito y las resacas son solitarias y mudas y pienso en cuanto te quiero.... y abro los ojos.... y aparezco de nuevo en este infierno y reconozco cuanto te he querido aquí en mi habitación del hotel del olvido...... Entre estas cuatro paredes la roca se aleja mientras me llama endeble y yo como una vieja me apoco ante sus desprecios y quejas y me quedo quieto en un rincón cual ajado mueble. Entre estas cuatro paredes Neverland sabe a fiesta en una casa en ruinas y los que saben cantar.. comentan que me odian y respiran con monotonía lluvias ácidas que yo tendré que fregar... lluvias grises de verano.... son unos payasos... se creen tristes por parodiar un mal trago... y no saben nada...
Entre estas cuatro paredes... no hay ni niños ni hombres ni mujeres.... solo restos de corazón.... un cuadro de Munch... una vitrina de licores... y en el mueble ajado de la esquina... sonrientes y malvados los pasados amores.


mi prosa... y los salvavidas


(S)

2 comentarios:

cosatonta dijo...

lluvias grises de verano...

MisStar dijo...

Enserio, me encanta.
Me he quedado .. no sé.
Pero es que me ha encantado, tus versos no sé..
Hacen percibir cosas que sin alguna duda no se adquieren solo mirando la vida pasar.

toma ahí eso! me encanta, enserio.