domingo, 3 de abril de 2011

Por sus tuberías... corren poesías de lo que más quiero



No seré el único.. que eche de menos los cines Barrueco...

Murieron hace unas semanas... y con ellos tantos besos...
Nadie volverá a salvar el mundo... en la Avenida de Portugal...
No tendremos más... la oportunidad de taparnos la cara por el miedo... ni de fantasear con monstruos y coches de carreras...

Se ha perdido todo el olor a palomitas recién hechas.. y el cosquilleo en la garganta que da el arte...

Olvidaos de la rubia de la Coca-cola... y del misticismo en los baños de señoras...

Ahora hay escombros... y paredes rojas (que recuerdos)... también hay dos perros... que cuidan de que los retazos de risas no se vayan por los agujeros de las ventanas...
Hay algún graffiti.. en forma de adiós y lágrimas... y algún andamio... por lo demás la soledad de la explanada.

Tiene su merito haber sobrevivido tanto tiempo... (todavía sonaban bombas por Europa cuando nacieron...) y siempre con la cabeza tan alta... y la fachada tan reluciente... que ahora dará paso a viviendas para los más ricos..

Os arrepentiréis de comprar... una casa en ese lugar... habiendo vivido tantos finales tétricos... habiendo absorbido tanta maldad en sus paredes (las sonrisas se evaporarán.. cuando se vayan los perros)

Mucho hormigón será necesario.... para asustar a todos los duendes de la poesía... que llenan de recuerdos el lugar y le limpian el polvo cada vez que alguien estornuda en su interior...

Sólo me duele no haber pasado más tiempo allí... con lo que me gustaba resguardarme del mundo.. imaginar como sería mi vida en otras ciudades.. entre sus muros... en otras realidades...

No... seguramente no seré el único en echar de menos los cines Barrueco..

(S)

Ni seré el único que le ha dejado a deber unos cuantos céntimos a la señora hahahaha

Los segundos son como peces... que siempre nadan lentamente por el agua... hasta que un día huyen a toda velocidad cuando intentas atraparlos..

4 comentarios:

[H/C]--(S) dijo...

Yo no los echaré mucho de menos porque casi no iba^^

Pero es cierto que da penita verlos ahora con todas esas grúas que no te dejan pasar al Grial.

Me gusta el poema... suena a eso... momentos vividos, momentos perdidos pero que dejan un poso... con esa nostalgia machadiana del se canta a lo que se pierde ("Sólo lamento no haber pasado más tiempo allí..."), tan in illo tempore, tan renegada del futuro ("Os arrepentiréis de comprar una casa allí").

Me gusta... suena a la maleta de un viaje acabado... suena a buenos y viejos tiempos.




Mi infancia son recuerdos de un patio de autobuses^^

[H/C]--(S) dijo...

PD: Es que la señora no sabía ni sumar ni restar. Sin exagerar nada.

Nelly dijo...

Vaya, qué pena.
Ahora que voy a Zamora, me quedo con ganas de verlo...
Un Beso :)

El Traste Nº 27 dijo...

A mi no me gustó nunca ir al barrueco. Quizá por que lo conocí solo en los últimos años. La borde taquillera, las palomitas rancias, y las peliculas que perdían el sonido a mitad del film...

Aún así seguirá siendo uno de los lugares más míticos de Zamora.

Saludos desde el Traste!