lunes, 5 de enero de 2009

Y ando entre su pelo... y hay un agujero.. me subo a las estrellas..


Lo importante.. según dicen.. es volverse a levantar. Nada de cortes de mangas... o besos al anochecer.. ni siquiera la experiencia ni la felicidad... la gente suele decir.. que no hay nada más importante que volverse a levantar.

No hace falta hacerlo a voz en grito.. ni con el puño en alto... no hace falta una ovación.. pero si se necesitan sentimientos..

Cuando te vuelves a levantar.. parece que la gente te sonríe.. y te suplican favores... a veces te conceden honores... y otras veces libertad..

Volverse a levantar.. muchas veces se mide por los cojones... pero otras veces es solo por necesidad...

Hay momentos en los que volverse a levantar no merece la pena... incluso puede arruinarte la vida... porque la mayoría de las veces no duele tanto la caída..

Hay veces que el cemento te limpia el sudor de la cara... y te cura las heridas.... y te sana la emorragia... pero la mayoría de las veces.. es hostil y austero... y no dice las cosas claras...

La mayoría de las caidas.. son con razón... algunas veces te tropiezas por la vida... otras alguien te pisa el corazón...


(S)
Que asco me doy lalala (8)

5 comentarios:

[H/C]--(S) dijo...

Creo que deberia empezar otra vez el 2009... por que nos hemos estrenado un poco rarito los dos.

Se nos estará subiendo la fama a la cabeza xDDD

Hay que volverse a levantar!^^

Adorador Profetico dijo...

exelente muy motivacional y reflecxibo


saludos

gracias por compartir textos asi

isbela de merens dijo...

Bunas he caido aqui por casualidad y me gustan sus escritos,esa facilidad de palabra y como expresan con sentimiento las cosas ,mas cotidianas de la vida.Me quito el sombrero

Dimas Vega dijo...

A veces es mejor no caerse que tener que volverse a levantar. Pero claro, esto lo dice un defensor de la prevención ;)

Un saludo!

Alas.rotas dijo...

Como os comente en el mail que os envié, tenéis mucha fuera escribiendo, expresáis la vida pura y dura, es mejor no caer, es de la forma que no hay que levantarse, pero si se cae, el levantarse de muestra que luchamos por sobrevivir.
Un saludo. “El Profeta”